Zhuxi y los espíritus

ZhuxiZhuxi era un reputado intelectual de la Dinastía Song (960-1279). Estaba convencido de que los fantasmas no existían y, en consecuencia, decidió escribir un ensayo con el título:
“Sobre la inexistencia de los espíritus”.

Se decía en la época que hasta los fantasmas y espíritus temían su sabiduría. Si Zhuxi afirmase que los espíritus no existían, los fantasmas podrían desaparecer.

Cuando los espíritus se enteraron de que estaba escribiendo el ensayo se reunieron para debatir sobre el asunto y decidieron enviar al espíritu más listo de entre ellos para rogarle que abandonase el escrito.

Así, una noche el espíritu más listo apareció en el escritorio de Zhuxi y realizó repetidas genuflexiones en señal de respeto. Zhuxi muy sorprendido preguntó:

—¿De dónde viene este espíritu? ¿Cómo se atreve a molestarme por la noche?

—Si, soy un espíritu, pero…

—¿Por qué no te vas? ¿por qué vienes a mi estudio?

—Vengo a rogarte que… —empezó a decir el espíritu.

—La gente vive en el mundo del Yang y los espíritus viven en el mundo del Yin. Estamos en diferentes mundos así que no puedo ayudarte.

—Tengo que hacerte una petición muy importante.

—De acuerdo. ¿De qué se trata?

El espíritu explicó a Zhuxi la razón de su presencia y le suplicó que abandonase la idea de escribir el ensayo. Zhuxi riendo dijo:

—Vosotros los espíritus habéis sido idolatrados por la gente durante demasiado tiempo. ¿No es tiempo ya de que desaparezcáis?

—Hay espíritus buenos y malos.

—Vale. He oído que podéis hacer cualquier cosa. ¿Puedes transportarme al exterior de mi casa?

—Sí, naturalmente.

Zhuxi, sin darse cuenta, fue transportado instantáneamente al patio exterior de su casa. Su sorpresa fue mayúscula pero no quiso decir nada que ensalzase la habilidad del espíritu. Entonces preguntó de nuevo.

—¿Ya que puedes transportar mi cuerpo, podrías influir en mi pensamiento?

—Eso es imposible. Solo podemos mover cosas o personas para probar que existimos. Los espíritus existimos en el mundo de las ilusiones. Si crees en nosotros, existiremos; si no crees, no existiremos. ¿Puedes escribir algo así en tu ensayo?

Zhuxi apreció las palabras del espíritu como valiosas y le prometió hacer como le pedía. El espíritu entonces, muy feliz, desapareció.

De esta manera Zhuxi escribió bajo el título de “Sobre la existencia de los espíritus” estas palabras:

“Si crees, existen; si no crees, no existen”

Leave a Reply