Vino aguado energético

Cuando conocieron la muerte del tigre de rayas blancas y ojos sesgados de las montañas de Jingyang de manos de Wu Song, cazadores y guerreros de toda la región acudieron a presentarle sus respetos.

—¿De dónde has obtenido la fuerza para luchar contra el tigre?— preguntó uno de ellos.

Recordando el cartel de la posada del desfiladero que avisaba: “No cruzar las montañas con más de tres copas” y teniendo en cuenta las siete copas de vino aguado que había bebido el día que abatió al tigre, Wu Song, en bromas, respondió:

—Se lo debo a la energía que recibí del vino de la posada del desfiladero.

Por estas palabras, los guerreros y cazadores de la zona empezaron a frecuentar la posada del desfiladero, a beber en abundancia su vino y a elogiar la fuerza que les proporcionaba.

—“Está claro”— reflexionó el posadero, cuyo establecimiento antes pasaba inadvertido y donde ahora no cesaban de llegar huéspedes,—“las recomendaciones de la gente importante contrarrestan el vino más aguado.”

Leave a Reply