Tres hombres inventan un tigre

三人成虎

sānrénchénghǔ

Proverbio

La mentira repetida termina haciéndose verdad, en su traducción literal: “tres hombres se inventan un tigre”.

Tres hombres se inventan un tigre, es una expresión cuyo origen se remonta al Periodo de los Reinos Combatientes. (475-221 a.C.) y es atribuida a Pang Cong, un letrado del Estado de Wei.

El Estado de Wei firmó un acuerdo con el Estado de Zhao con objeto de formalizar su alianza. Como era costumbre en la época, el rey de Wei debía ceder al Estado de Zhao a uno de sus hijos como rehén temporal para evitar, de esta manera, la desconfianza entre ambas partes. Pang Cong fue elegido para acompañar al príncipe.

Antes de partir, Pang preguntó al rey:

—¿Si alguien informa a Su Majestad de que un tigre anda suelto en un mercado lo creería?

—Naturalmente, no— respondió el rey.

—¿Si viniera un segundo informador diciendo que un tigre andaba suelto por la calle, entonces lo creería Su Majestad?

—Empezaría a tomarlo en consideración— replicó el rey.

Pang prosiguió.

—Si una tercera persona le confirmase a Su Majestad la noticia de un tigre en las calles entonces, finalmente, lo creería?—  preguntó de nuevo.

Tras pensarlo un momento, el rey dijo:

—Sí, en ese caso probablemente lo creería.

Luego Pang le explicó al rey:

—Después de mi partida al Estado de Zhao, en mi ausencia, podría haber más de tres personas que me calumnien a mis espaldas. Espero que Su Majestad tenga formado un juicio objetivo sobre mi persona y no se deje influir por comentarios maldicientes.

El rey replicó:

—No te preocupes. No dudo de tu fidelidad, yo formo mis juicios objetivamente.

Después de la marcha de Pang, varios de sus colegas empezaron a criticarle en presencia del rey hasta infundirle dudas sobre la lealtad del letrado ausente.

A su regresó del Estado de Zhao, una vez finalizada la misión de escolta del príncipe, Pang fue excluido de la corte.

Desde entonces la expresión de Pang Cong sobre los tres tigres se utiliza para advertir a la gente sobre las consecuencias de dar crédito a los mentirosos.

Leave a Reply