Pierde el hacha y sospecha de su vecino

Proverbio

失斧疑邻 (失斧疑鄰)

shīfǔyílín

Leñador en la antigua ChinaUn hombre pierde su hacha y sospecha que el hijo de su vecino lo ha robado. Cuando ve la expresión del joven y analiza su comportamiento se reafirma en su culpabilidad. La forma de andar, su gesto al hablar, no hacen más que delatarle como ladrón.

—“Sí, seguro. Es él, el ladrón.”—Concluye el hombre.

Al día siguiente, va a recoger leña al monte e inesperadamente encuentra el hacha tirado al lado de un árbol. Entonces recuerda como el día anterior había olvidado recogerlo. Se da cuenta de su equivocación al juzgar al hijo del vecino.

Después de este incidente, le parece que la expresión del hijo del vecino no transluce, en absoluto, un comportamiento sospechoso ni que sus palabras y acciones sean las de un ladrón.

—“Después de todo”—piensa, —“no es más que un hacha. Quién iba a querer robar un objeto de tan poco valor. ¿No dije yo hace ya tiempo que ese chico era incapaz de hacer algo así?”

Del Libro de Liezi. (列子)

Leave a Reply